PRESENTACION

"No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va". Con esta frase, el pensador y político romano Lucio Seneca parece resumir el núcleo del "problema" argentino. Luego de la terrible crisis del 2001, y en aquellos primeros años, los argentinos asistimos a un proceso de recuperación económica y política notable que supo combinar crecimiento económico con el retorno de la autoridad política en un contexto internacional excepcional para la Argentina. Sin embargo, todo ello no fue suficiente. El estado de la infraestructura, el déficit energético, la prevalencia del trabajo precarizado y marginalizado, la soja-dependencia extrema y la persistencia de la pobreza en amplios sectores de la población hablan de la necesidad de un cambio de óptica. Asumimos esa deuda en primera persona, como parte de la dirigencia política argentina y tomamos también, el desafío colectivo de trabajar para subsanarla.


La Argentina necesita de una gran estrategia nacional. Suele definirse a la "estrategia" como un conjunto de acciones planificadas sistemáticamente en el tiempo que se llevan a cabo para lograr un determinado fin o misión. Desde la recuperación de la democracia hasta la actualidad, se ha hablado mucho de "proyectos" o de "modelos". Sin embargo, creemos que la palabra "estrategia" que articula como un conjunto inseparable los medios y los fines, el pensamiento y la acción, la decisión política y la planificación estratégica, es la que mejor conviene para pensar el futuro de nuestro país.


Sin objetivos, sin metas, toda concertación es imposible y todo diálogo es estéril. Sin la planificación de acciones concretas para llevarlas a cabo, la actividad política deviene en mero relato, discursos, teorías y juegos de palabras.


Provenimos del Movimiento Obrero y ese origen nos enseña que es imposible concebir una estrategia nacional en solitario, como una reflexión académica o desde la soledad de un despacho estatal. No es posible diseñar las políticas públicas sin que los actores sociales y políticos que se ven afectados por ellas participen. No creemos, en definitiva, en la planificación "de pizarrón". Por eso, desde Estrategia Argentina trataremos de hacer nuestro aporte de propuestas articulando con los sectores y abriendo el debate, en lo que queremos que sea un permanente ida y vuelta. En política, nada puede realizarse solo.


Están todos invitados.

 


Facundo Moyano

newsletter
Registrese y reciba
todas las novedades